miércoles, 2 de agosto de 2017

Todo escritor tiene un motor de su creatividad. El acto creador tiene misteriosas formas de aparecer, las musas son celosas y solo aparecen cuando ellas lo desean y a la mínima distracción te abandonan, no soportan la compañía de otras fuentes o pasiones. Y la mía, mi motor, mi musa, mi fuente, fue curiosamente la que más presente ha estado en mi vida, la tristeza.
— Blaster —Delirios de un corazón roto

No hay comentarios: