miércoles, 4 de mayo de 2016

LA LUNA



La luna resplandece en medio de la noche,

alumbra a una pareja de enamorados

que se besan apasionados

olvidando lo que de día fue un reproche,

ahora es de noche;

la mayoría de los trabajadores

están parados

en su lecho ahora son soñadores.

Mi sueño es que la misma luna

que tú ves es la que yo veo,

yo leo, tú escribes,

tú no estás aquí,

yo no estoy allí,

pero tú un escalofrío recibes

cuando yo la luna miro

tú vibras,

porque la luna es la misma

aunque tú estás allí y yo aquí,

ella nos une en una distancia

que no tiene importancia,

insignificante distancia,

cuando algo tan universal

nos une con cómplice vigilancia.