jueves, 19 de marzo de 2015

DIECINUEVE AÑOS SIN TI



Diecinueve años sin ti


Con veinte años se sufre de otra manera, pero el dolor es dolor del mismo modo, aunque la manera de canalizarlo cambie con el tiempo. A punto de cumplir cuarenta años, hoy el calendario señala que llevo diecinueve con tu presente ausencia. No hay olvido, tu marcha está almacenada en el archivo de los recuerdos  dolorosos y tiernos a la vez.
Te fuiste joven, serena y siempre inquieta por mi bienestar. A veces te he buscado en un mundo sordo y sin lucidez, pero no estabas allí. Ya no estás, ya no eres, dejaste de ser, hoy se cumplen diecinueve años de tu inexistencia. Vives cuando abro el cajón del recuerdo, entonces aparece la presencia de lo que fuiste.
Mi vida quedó marcada para siempre el día que te apagaste. No lo sabes porque ya no eres y ya no estás, pero intuías que sería así, bien que me conocías, siento que te llevaras esta inquietud.