miércoles, 2 de agosto de 2017

Cuerpo y mente no van de la mano,
manías persecutorias,
mente que destruyes en vano,
la vida te liberará
de ser tú misma.
Huyes de tu cuerpo,
mente atrapada en el pasado,
como un atávico buque anclado,
el buque también será liberado,
el tiempo siempre llegará,
y todo se lo llevará.
El futuro te parará
y te liberará de tu prisión,
en la que rebota el eco
de una irracional destrucción.

M.L.


No hay comentarios: