jueves, 1 de junio de 2017

Vacío el alma
de nubes grises
que empañan 
la mirada
y gotean
por los ojos.
Vuelve la calma
de una felicidad
sin enojos,
sin reproches,
una felicidad
que se nutre 
de un solo alma;
lenitivo amor
que camina 
con ardor.
Yo te interiorizo,
cambio de sensación,
pero no me escandalizo,
es pura satisfacción,
te adentras en mi,
yo soy tú,
el tú que está dentro de mi.

M.L.

No hay comentarios: