sábado, 10 de junio de 2017


Palabras silenciadas
en el ocaso
de un día
que amaneció por caso,
sin alegría,
sin rastro de algarabía.

M.L.

No hay comentarios: