viernes, 8 de julio de 2016

Puedo prescindir de lo material,
siempre hay algo más que desear,
es la espiral de la ambición,
no puedo eludir la emoción 
que brota de una fuente potable y natural
de la que bebe mi sedienta necesidad de dar
que me llena de felicidad,
no lo hago por piedad, es amor,
la culpa no me causa temor.


M.L.

No hay comentarios: