sábado, 23 de julio de 2016

EL PIANISTA




Esqueléticos dedos
que se deslizan
fríos por el alma
de un piano
que rompe su
mutismo amansando
al oprobio de la guerra.

No hay comentarios: