lunes, 28 de marzo de 2016

DUDAS

Mis dedos transmiten mis dudas mentales al teclado no deslizándose con agilidad por él, como un pianista cuando no recuerda bien la melodía de la pieza que quiere tocar en ese momento. El casi perenne cielo gris y plomizo enturbia mis pensamientos como si contaminase mi inspiración. 
Las dudas son la seguridad de un instinto agudo y un poco trastocado por las malas experiencias vividas. 
No debemos dudar de cuestionarnos siempre el porqué de los acontecimientos, no debemos olvidar la desconfianza, esta nos asegura una reflexión que nos hará padecer porque la inseguridad es agonizante como el último suspiro de vida; pero desconfiar forma parte de nuestra existencia terrenal, quien decide vivir sin arriesgar por temor a no vivir, en definitiva no vive porque se mantiene inerte en su posición primaria, no evoluciona, prefiere seguir en la comodidad de la confianza que le aleja de cualquier tipo de miedo que averiguar los entresijos de la desconfianza, pero este laberinto es la vida y la vida es para vivirla no para dejar transcurrir los días uno tras otro. 

No hay comentarios: