lunes, 27 de octubre de 2014

CLARA Y LOS DEBERES I


La luz de la tarde golpea
con debilidad invernal
el cristal de la ventana;
Clara hace los deberes
en su cuarto,
una tarea colosal,
inglés, lengua,
matemáticas, física...
una miríada de materias,
un erudito nudo inextricable
lleva a Clara a encerrarse
en su habitación
hasta que la aún joven luz de la tarde
se desvanezca en el crepúsculo de la noche.

Aún lleva puestos unos raídos calcetines
de algodón que en el resplandor del sol
desprenden nimias partículas de polvo verdes,
como las tonalidades de su hosco uniforme
que aún lleva puesto y que le rascan su suave piel.




No hay comentarios: