lunes, 9 de septiembre de 2013

EL PASADO EN BLANCO Y NEGRO





Mozart, Chopin, Beethoven, Tchaikovsky...desde hace un tiempo no soporto otra música que no sea la clásica. No es que antes no me gustara pero es que ahora no puedo escuchar otra música que no sea ésta, quizás porque me calma un inexplicable sufrimiento anímico, mientras que los otros géneros me transmiten apatía o irritabilidad. Sí, cosa extraña, pero tratándose de mi, nada es raro.
Si tuviera que ponerlos en orden de preferencia, el primero sería Mozart, seguido de Beethoven o Chopin.
Mientras escucho la música, cierro los ojos y visualizo imágenes de mi vida en blanco y negro, como si se tratara de una película muda de los años veinte.  Es realmente algo muy divertido, a veces me provoca risa, otras tristeza, pero me lo paso muy bien, es como si un pasado a color, con sus momentos buenos y sus momentos no tan buenos, tiñéndolo de blanco y negro adquiriese un sentido diferente en el presente. Quizás esa tonalidad gris ayude a concebir que determinados hechos ya no forman parte de nuestras vidas de una forma directa.


No hay comentarios: