miércoles, 17 de abril de 2013

OLOR A MISERIA MENTAL




Se respira miseria, se respira pobreza, se respira corrupción, se respira mezquindad, sobre todo miseria mental. Vivimos en una sociedad tóxica que no puede seguir avanzando por mucho tiempo, le faltan los pilares básicos para ser una sociedad digna. Le faltan los valores que se han ido perdiendo en un vorágine incomprensible de ideologías políticas que han sido meras estructuras organizadas para lucrar a sus representantes. Pueblo sumiso, que ha creído en unos ideales inexistentes. El ser humano y sus ideas, las ideas y el ser humano no se pueden disociar puesto que las ideas las ha de poner en práctica la humanidad compuesta por seres humanos. 






No hay comentarios: