jueves, 17 de enero de 2013

Berlusconi si fa attendere da Angela Merkel e lei lo manda al diavolo. U...



No sé si es un gran político, ciertamente no creo que se adhiera a los ideales de los clásicos pensadores políticos, pero encontrar hoy en día una persona que haga política por ideología y por la ciudadanía es como encontrar una aguja en un pajar. Pero es indudable que Berlusconi es un hombre de negocios inmejorable en un sistema capitalista. Nunca se hunde, siempre tiene respuesta, acertada o no pero sí rápida y concisa como un guerrero corta el aire con el filo de su espada en plena batalla, para su adversario. No peca de altruismo, por lo que no será flagelado por la superioridad de una amarga letanía. No le falta el sentido del humor, siempre un chiste a punto para romper el dramatismo de una vida a la que se ha sabido adaptar como una de las mejores especies, ya lo decía Darwin, no son los más inteligentes los que sobreviven al medio, sino los que se saben adaptar mejor a él. Adulador con las mujeres, ¿a qué fémina no le gusta que le digan que tiene unos ojos preciosos de forma imprevista? Se hace esperar, pone un precio y un valor a su presencia. Tiene infinidad de enemigos pero los sabe manejar como si fueran marionetas. Sinceramente, señores y señoras, si seguimos en un sistema capitalista, aprendan de Berlusconi.


No hay comentarios: