martes, 11 de septiembre de 2012

FACEBOOK

Es raro encontrar a alguien que no tenga su careto en esta red social y en otras más como el twitter, el google+ y toda la retahíla de lugares de encuentro virtuales.
Una servidora también tuvo una cuenta facebook, recientemente desactivada porque si ya hay pensadores que ponen en tela de juicio que lo que realmente vemos sea la realidad objetiva, no quiero ni pensar qué será lo que se ve a través de una pantalla que parpadea con liviandad de bailarina.
Las personas de la sociedad de este siglo interactúan entre ellos. No se ven, no se tocan, no se huelen, no se escuchan, pero interactúan. Suelen poner la foto de la cara en la pantalla del ordenador, es como una especie de catálogo de individuos, con información detallada incluso de lo que se es, dónde se vive, dónde se ha estado, las ideas políticas, las citas favoritas etc...Los más descuidados, incluso cuelgan la foto de sus propios vástagos menores de edad, a los que seguramente no se les haya ni tan sólo preguntado si quieren aparecer ahí. Después seguro que pondrán una foto para solidarizarse con alguna causa caritativa y a continuación empezará la interacción a través de comentarios. Paradojas virtuales. Hipocresía humana que no se puede ocultar en la red. También aparecen los vínculos familiares y sociales. En fin, todo un himno a la privacidad.
Creo que vivimos una época de egocentrismo publicitario, mediático, que cansa, aburre, saca de quicio en los peores casos. 
"No nos podemos fiar de que lo que vemos sea la auténtica realidad", es una frase que he leído a un pensador de cuyo nombre no me acuerdo, entonces ¿qué es lo que se ve a través de la imagen de una imagen?. ¿Todos percibimos lo mismo?. ¿Usted ve lo que yo veo, o cada uno ve una cosa distinta?. Hay diferentes teorías pero no viene al caso mencionarlas porque me voy a dormir y tengo sueño. 
Sigan interactuando, conociendo amigos de amigos y viendo imágenes de imágenes. El mundo es cada día más surrealista y yo en medio de todo este bochinche virtual no sé cómo ubicarme.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Merceeeeeeeeeeè !!
Que pasa niña !!,ahora te vuelves a marchar de facebook,caramba no
entiendo nada.Primero Mercedes ahora Mercè....y ahora què ? ,serà
en italiano.Algo pasa y no entiendo
nada ,ya hace un tiempo largo que te sigo y me encantas pero repito no entiendo nada.
Facebook es lo que es,dices lo que quieres decir y agregas a quien quieres ,quizàs sea cuestiòn de ego.Otra cosa es que quieras ser el centro de atenciòn siempre y esto no funciona asì,parece una pataleta de hija ùnica.
Esto que digo lo digo de corazòn aunque no te lo parezca.Ah !!pon una foto de tus sandalias blancas me encantan tus pies,perfectos.
Con afecto

Mercedes Lázaro dijo...

Hola, no sé quién eres, como bien sabes yo soy Mercedes o Mercè, ya te llevo ventaja, al menos soy alguien ;-)
No me gusta el facebook, si a tí sí, quiere decir que tenemos opiniones diferentes pero no incompatibles.
Ya he escrito que el facebook me parece una especie de catálogo de individuos donde predomina el egocentrismo publicitario y me hace sentir mal, no sé cómo funciona para tí, yo sé cómo funciona y no me gusta, sin pretender ser la madrastra de blancanieves.
Con afecto

Anónimo dijo...

Buenas noches,
espero no te hayas molestado pero es una pena no verte,eres libre para elegir.
Te deseo lo mejor y que seas feliz,te seguiremos en el blog(algo es algo).
Por favor las sandalias !!!!!!!
Con afecto.