domingo, 15 de abril de 2012


Domingo, día lluvioso en Bilbao, nada nuevo, ya llevamos así unos quince días. Más o menos como cunado era pequeña, empiezo a dudar del cambio climático y comienza a darme fastidio el tema de la basura diferenciada ¿negocio o moral?.
En fin, hablaré de poesía. La memoria me juega malas pasadas, pero suelo tomar apuntes de lo que me parece interesante, después no recuerdo ni el título ni el autor de los libros.
En algunos de ellos he leído que en la poesía francesa hay un gran movimiento simbolista, dividido en dos grandes corrientes: la sensual y la intelectual. La primera, estaría encabezada por VERLAINE y la segunda por MALLARMÉ, de digestión más difícil pero esencialmente musical. El poema, con este autor, se convierte en un misterio y el lector debe buscar la clave para descifrarlo.

Después hay un par de movimientos el PARNASSIÀ y el DECADENT.

HAGAN JUEGO SEÑORES, PASEN Y LEAN.

BUEN DOMINGO!

  "Son joyeux, importum, d'un clavecin sonore"
                                                                                            Petrus Borel
Lucen vagamente las teclas del piano
a la luz del suave crepúsculo rosa,
y bajo los finos dedos de su mano
un aire de antaño canta y se querella
en la diminuta cámara suntuosa
en donde palpitan los perfumes de Ella.
Un plácido ensueño mi espíritu mece
mientras que el teclado sus notas desgrana;
¿por qué me acaricia, por qué me enternece
esa canción dulce, llorosa e incierta
que apaciblemente muere en la ventana
a las tibias auras del jardín abierta
...?

Green
Te ofrezco entre racimos, verdes gajos y rosas,
mi corazón ingenuo que a tu bondad se humilla;
no quieran destrozarlo tus manos cariñosas,
tus ojos regocije mi dádiva sencilla.
en el jardín umbroso mi cuerpo fatigado
las auras matinales cubrieron de rocío;
como en la paz de un sueño se deslice a tu lado
el fugitivo instante que reposar ansío.
Cuando en mis sienes calme la divina tormenta,
reclinaré, jugando con tus bucles espesos,
sobre tu núbil seno mi frente soñolienta,
sonora con el ritmo de tus últimos besos.
Versión de Víctor M. Londoño



UNA NEGRA Una negra por el demonio sacudida Quiso en un niño triste gustar de nuevos frutos Y criminales bajo su veste agujereada. Esta voraz prepara sus trabajos astutos; Con su vientre compara los airosos pezones Y allá donde la mano no consigue ascender Eleva el golpeteo sordo de sus tacones Como una rara lengua torpe para el placer. Contra la desnudez miedosa de gacela Que tiembla, sobre el dorso, como un gran elefante Enajenada aguarda y se admira y encela Y ríe con sus dientes ingenuos al infante. Y entre sus piernas donde su victima se acuesta, Bajo la crin la negra piel abierta al azar, La extraña boca su paladar manifiesta Pálido y rosa como un caracol de mar. LA TUMBA DE EDGAR POE Como la eternidad lo transforma en Sí mismo El poeta se yergue con la desnuda espada Sobre un siglo aterrado por el que fue ignorada La muerte que triunfaba en esa voz de abismo. Vil sobresalto de hidra que al ángel oyó dar Al habla de la tribu un sentido más puro, En voz alta anunciaron el bebido conjuro De una negra mixtura en un innoble mar. La tierra sea hostil, la nube nos repruebe, Si no esculpe con ellos nuestra idea un relieve Que la tumba de Poe de su belleza invista. Mole calma caída de un cataclismo oscuro, Que este granito muestre para siempre su arista A los vuelos de la Blasfemia en el futuro.


P.S. ES COM UN JOC...ADIVINEU A QUI PERTENEIXEN  ELS POEMES.

No hay comentarios: