viernes, 17 de febrero de 2012

REFLEXIONES DE UN VIERNES TARDE

He conocido hombres de diferentes edades y diferentes gustos en cuanto a las mujeres se refiere. De mi experiencia con el sexo masculino he llegado a la conclusión de que es un error inmenso buscar seguridad en el hombre más grande que tú. Muchas chicas que no hemos tenido un patrón de conducta que nos haya proporcionado seguridad buscamos de forma equívoca dicha protección carente en hombres de una edad más avanzada que la nuestra. Los hombres mayores, a parte de que muchos ya no poseen la potencia energética de la juventud, arrastran experiencias de un pasado que los marca, mientras que el joven está libre de estas cadenas mentales, y ésto no es poco. Inevitablemente tiendo a enamorarme de hombres mayores que yo, pero la razón me susurra que es una actitud insensata condicionada por un problema personal.
En Abril ya serán treinta y siete las primaveras que cumpliré, una buena edad para comenzar a plantearme el por qué de muchas situaciones que dan vueltas en torno a mi vida como un girasol enloquecido por la falta de luz solar.
Podríamos decir que yo hasta ahora he conocido hombres que podría clasificar en dos categorías de forma muy general:
1/ El clásico "bamboccione" mantenido por la familia desde el nacimiento hasta el momento de recibir la herencia. No le digáis nunca nada en contra de su mami, el complejo de Edipo que arrastra desde la dulce infancia le puede provocar un ictus a los ya cincuenta años que aún no se ha dado cuenta de que ha cumplido. Generalmente le asustan las mujeres con mucho mundo y tiende a gustos mas bien infantiles, jovencitas sin experiencia son su objetivo.
2/ El clásico hombre que se lo ha ganado todo a pulso desde antes de alcanzar la mayoría de edad, prácticamente, y que tiene el alma más vacía que el arca de Noe antes del diluvio universal. A este tipo de hombre generalmente le gustan las mujeres con mucho mundo y grandes formas, labios pintados de rojo ardiente y cuanto más vulgares sean las féminas más le excitarán, digamos que es un prototipo masculino un poco pasado de rosca. Además le gusta ser admirado y visto en sociedad, en compañía de la mujer que les pasa una cabeza, le da la seguridad que no ha tenido. 

No tengo tanto mundo como para el que está pasado de rosca y no soy tan infantil como para gustar al "bamboccione".  De todas formas, no me atraen ni uno ni otro. Ahora sigo con Italo Calvino en italiano que es un gran narrador.

Podría contaros lo que sucede en Italia...pero ¿no os aburriría? Yo veo menos crisis que en España, las carnicerías típicas están llenas de gente, mientras en Vizcaya, por ejemplo, van cerrando una detrás de otra. El precio de los productos es casi un 50% más caro aquí en Italia, pero también depende del local al que se va a comprar, con un poco de ojo, puedes llegar a adquirir productos más o menos al precio del mítico Eroski. ¿Berlusconi y su hijo Pier Silvio (que por cierto no está dentro de los hombres que he clasificado antes) irán a prisión por el caso Mediatrade? sinceramente, yo creo que no. Monti, la Iglesia...¿de verdad queréis saber todo ese rollo? Aqui las cosas van remontando, Monti, tanto monta monta tanto pero van remontando.
Buen fin de semana!!!!! y sed buenos....sed buenos.

No hay comentarios: